La angustiosa foto de una madre frustrada por su difícil experiencia con la lactancia materna

Sabes que tu leche es el mejor alimento que puedes darle a tu bebé, te informas y estás lista para ofrecérsela cuando nazca. Pero la lactancia materna no es siempre un camino de rosas, pueden surgir complicaciones, como que el bebé no se agarre bien, te duela, llore el bebé y llores tú porque has pasado horas intentándolo de mil formas.

Esta angustiosa foto que compartió Angela Burzo en su perfil de Instagram (reproducida con su autorización) refleja la frustración de ese momento tan difícil por el que pasan algunas madres recientes los primeros días de vida del bebé.

Su segundo bebé, Aylee Elizabeth, nació por cesárea el 26 de julio y esta foto fue compartida hace cinco días, con el siguiente mensaje:

“Me encanta ver a todas estas mujeres hermosas con su bella lencería de lactancia sonriendo a sus bebés y mirándolos amorosamente mientras los toman de la de la mano y amamantan. Esa no es mi realidad ahora mismo.

Esto es real y tanto como quiero mantenerme fuerte y ser el soldado que siento que puedo ser, no puedo esconder la lucha que es LACTANCIA MATERNA. Si no se está agarrando correctamente, si no estoy produciendo suficiente leche para satisfacer su demanda, si mis pezones podrían no ser adecuados, si la confundimos (a la bebé) al tener que darle un biberón después de extraer leche …

Lo que sea, está siendo una lucha emocional y dolorosa. Hoy ha sido un día lleno de no-siestas, succión y no comer, llorando y con los padres frustrados. Esta foto representa mi realidad de este viaje de amamantamiento hasta ahora y ese primer agarre y el dolor que soporto. Siendo realistas.

Gracias a todas esas mujeres que vinieron a mi rescate incluso las que no han llegado. Todas tus amables palabras y aliento han sido una bendición”.

Al parecer, ha conseguido superar las dificultades puesto que dos días después compartió una foto tras una revisión postparto en la consulta del ginecólogo dándole el pecho a su bebé.

¿Qué hacer ante un comienzo de la lactancia difícil?

Es realmente un momento angustioso y desesperante para la madre que ve que su bebé llorar sin parar y sufrir, y entonces ella también llora, entrando en una espiral de frustración que hace que se planteen recurrir al biberón, la solución más rápida y fácil para que acabe de una vez el sufirmiento para los dos.

Lo ideal es buscar la ayuda de profesionales que sepan de lactancia, asesoras o grupos de apoyo a la lactancia o IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant por sus siglas en inglés), consultoras certificadas en lactancia materna que ayuden a la madre a superar las dificultades brindándole apoyo emocional y consejos.

El problema más habitual al comienzo de la lactancia es un mal agarre del bebé al pecho, que impide que succione adecuadamente y consiga extraer leche. Por eso tan importante amamantar en la primera hora de vida y buscar una buena postura desde el minuto cero: su mentón y nariz deben estar pegados al pecho y todo el pezón y parte de la areola dentro de la boca. El mal agarre produce dolor y grietas en el pezón de la madre que pueden hacer que la lactancia sea insoportable.

Con ayuda y paciencia, se puede conseguir superarlo y así el difícil comienzo quedará en una anécdota. Pero tampoco hay que culpabilizar ni juzgar a la madre si opta por la “solución más fácil” de darle biberón. Hay que ponerse en su lugar y comprender su desesperación, su cansancio, su frustración por ver sufrir a su bebé. Es algo que ninguna madre soporta y no se puede juzgar sin estar en su lugar.

Foto | Angela Burzo Instagram (reproducida con autorización)
En Bebés y más | Una madre comparte lo duro que puede llegar a ser amamantar cuando sufres una mastitis, Esto es una mastitis: una madre comparte su dolorosa experiencia para que las madres lactantes se informen, Amamantar puede doler pero no debe doler (I) y (II).

Temas

Powered by WPeMatico

eBay