Las armas creadas con impresoras 3D no son juguetes

El día de ayer compartimos con ustedes una noticia sobre la nueva era a la que entra los Estados Unidos una vez que se ha  recalcado que no es ilegal compartir los planos de armas para su fabricación en 3D, esto después de que en el 2012, el norteamericano, Cody Wilson comenzará una disputa legal al ser acusado de exportar armas sin licencia, caso que terminó ganando el día de ayer.

Wilson ahora ha reabierto su sitio donde sube planos de las armas que fabrica, y tiene en mente permitir que otros usuarios suban sus propios planos para que cualquiera en Internet pueda descargarlos, y si cuentan con los materiales y una impresora 3D pueda fabricar su propia arma.

Esto definitivamente es un problema, y no tanto por el hecho de poder fabricar un arma con una impresora 3D desde casa, pues actualmente también es relativamente sencillo comprar armas por Internet en los Estados Unidos, el problema es que esta es una situación parece no pretenden regular.

Estados Unidos es uno de los países con más muertos por tiroteos año con año, se está volviendo una noticia habitual escuchar o ver algún tiroteo en alguna escuela en nuestro país vecino, esto a pesar de que el país mantiene una regulación en la venta y control de armas de fuego.

Eliminan los emojis de armas: Principales operadores cambian por pistolas de agua

¿Por qué no se regulan las armas impresas en 3D?, bueno, no hay una respuesta certera a esta pregunta, tal vez están esperando a que ocurra un tiroteo con víctimas mortales ocasionado por un arma de estas características, hasta me atrevería a decir que debe de haber más de uno que piense que estas armas son un juguete.

Y es que a pesar de que las armas impresas en 3D pueden no ser tan poderosas como las pistolas comunes, la realidad es que en este momento si tienen la capacidad de lesionar seriamente a una persona, incluso de quitarle la vida, y así lo han demostrado varios videos en Internet donde se demuestra la fuerza con la que salen disparadas las balas de estas pistolas.

Otro problema que tenemos con las pistolas impresas en 3D es que son imposibles de rastrear porque no tienen número de serie, ¿qué ventajas tendría esto para una persona que quiera hacer daño?, que además de que es más barata, el arma también sería desechable, simplemente quitando las huellas de la pistola podría tirarla en cualquier bote de basura, incluso podría derretirla sin problema.

En países como Australia y Reino Unido se han legislado las armas impresas en 3D para evitar su fabricación, incluso Australia ha demostrado que con estrictas leyes de control de armas se pueden evitar los tiroteos que tanto aquejan a los países en América.

En el caso de México, la situación pinta todavía más complicada, pues si para el gobierno tener un auto eléctrico es prácticamente lo mismo que tener un microondas, pues no me quiero imaginar que sería un arma 3D.

Digo esto porque en nuestro país ya es posible fabricar armas en 3D, pues únicamente necesitamos los materiales, planos descargables de Internet y una impresora 3D.

México es uno de los países donde la violencia ha superado muchos límites, y pronto podríamos enfrentar problemas serios que hasta el día de hoy no hemos visto, y todo debido a la nula regulación de las armas 3D en México y otras partes del mundo.

Powered by WPeMatico

AdSense Toys