Parto de gemelos: lo que debes saber sobre el nacimiento múltiple ​

El parto es un momento muy esperado durante el embarazo, especialmente en la recta final, pero también, es uno de los que más dudas e miedos puede hacer sentir a las mujeres. Regularmente estos miedos aparecen en las madres primerizas, pero también, son frecuentes en quienes esperan gemelos o mellizos por primera vez.

Por ello, hoy queremos compartirte información acerca de este tipo de parto, ya sea que esperes gemelos, mellizos o más bebés, y tengas en tus manos todo lo que debes saber sobre el nacimiento múltiple.

¿Cuánto dura un embarazo múltiple?

Un embarazo en el que se esperan dos bebés o más tiene un riesgo más elevado de terminar en parto prematuro. A diferencia de aquellos en los que solamente se espera un bebé y lo ideal es llegar a las 40 semanas, en un embarazo múltiple la duración es menor.

Por lo regular, en el caso de un embarazo gemelar donde todo transcurra bien la duración media es de 37 semanas, una duración muy ideal para dar a luz de acuerdo con estudios, mientras que en el de trillizos la duración del embarazo puede acortarse aún más, siendo el promedio 34 semanas, y en el caso de cuatrillizos de 32 semanas.

Durante las últimas semanas es muy importante asistir a todas las citas médicas y seguir las indicaciones del médico, para asegurarse que los bebés estén desarrollándose bien y no se presenten complicaciones, pues en un embarazo múltiple aumenta la probabilidad de éstas.

¿Parto vaginal o cesárea?

Parto Bebe

Anteriormente se pensaba que los partos gemelares o múltiples debían ser siempre por cesárea, pero estudios realizados en los últimos años han demostrado que un embarazo múltiple no tiene por qué terminar en cesárea.

En el caso de mellizos, por ejemplo, es más seguro para ellos un parto vaginal que una cesárea, pues al nacer por vía vaginal, el riesgo de morbilidad natal era mucho menor para ambos bebés.

Otro estudio realizado en embarazos gemelares, encontró que la cesárea realmente no aporta ningún beneficio respecto al parto vaginal, y que no representa un aumento o disminución significativa del riesgo de muerte fetal o neonatal en comparación con el parto vaginal.

Por ello, si el embarazo transcurre de manera normal, sin complicaciones y si el primer bebé viene encajado (es decir, con la cabeza hacia abajo y listo para nacer), un parto vaginal será la mejor opción. La cesárea deberá realizarse solamente en caso de emergencia o de que se presente alguna complicación.

Complicaciones más frecuentes

Así como en el embarazo de gemelos el riesgo de presentar alguna complicación como parto prematuro o bajo peso al nacer es más elevado que en un embarazo simple, también hay mayor posibilidad de que se presente alguna complicación antes o durante el parto. Estas son las más frecuentes:

  • Posición fetal. Como mencionábamos, una de las condiciones para intentar un parto vaginal en caso de embarazo múltiple es que el primer bebé venga colocado correctamente. Si uno o ambos bebés están atravesados y no están en la posición adecuada, lo más probable es que deba realizarse una cesárea.
  • Cordones umbilicales enredados o trenzados. Esto sucede particularmente en los bebés de un embarazo MoMo (monoamniótico monocorial), pues al compartir la placenta y el saco amniótico existe un mayor riesgo de que los cordones umbilicales se entrelacen. En este tipo de embarazo, una cesárea es requerida.
  • Compresión del cordón. Relacionada con el punto anterior, esta también es una posible complicación de un embarazo y parto múltiple, ya que al moverse ambos bebés es posible que uno de ellos comprima uno de los cordones, impidiendo el paso de la sangre, oxígeno y nutrientes.
  • Complicaciones de la placenta. Al igual que en un embarazo simple, pueden presentarse algunas complicaciones de la placenta, como placenta previa (cuando ésta se implanta sobre el orificio cervical interno, en la parte baja del útero) y desprendimiento de placenta, una condición grave que puede ocurrir cuando el primer bebé ya ha nacido, pero el segundo no.

La duración del parto de gemelos

Parto Acompanamiento

Aunque las fases del parto son las mismas en los embarazos simples y múltiples, la duración de un parto varía mucho de una mujer a otra y de un embarazo a otro, independientemente de si se espera un bebé o más.

El hecho de ser un embarazo múltiple no quiere decir que el parto en general será más largo, sin embargo la fase de expulsión sí será más extensa y tardará el doble, debido a que son dos bebés los que nacen.

En el caso de un parto vaginal, el intervalo entre el nacimiento del primer y segundo bebés suele ser inferior a una hora. En caso de demorarse más, el médico deberá tomar una decisión y dependiendo de la situación de madre y bebé, se realizará una cesárea.

En ocasiones muy particulares y bajo ciertas circunstancias, es posible que ocurra un parto diferido, es decir, que los bebés nazcan en diferentes días. Esto puede suceder de forma natural, cuando las contracciones se detienen después del nacimiento del primer bebé (que es muy, muy raro pero sí ha ocurrido), o bien, por razones médicas, como mejorar el pronóstico del segundo bebé en caso de un parto prematuro.

En todos los casos, los riesgos y beneficios deberán ser analizados por el personal médico, quien tomará la mejor decisión para madre e hijos.

Consejos para prepararte para un parto múltiple

Embarazo Consulta

El momento del parto es uno que puede asustar o poner nerviosas a muchas mujeres, y en el caso de quienes esperan más de un bebé, las dudas y miedos usualmente son mayores. Por eso, es importante prepararse adecuadamente para un parto múltiple y así hacer lo posible por disfrutar el nacimiento de tus bebés.

Algo que ayuda mucho es contar con una red de apoyo. Ya sea tu pareja o familia, estar acompañada durante el momento del parto hará que te sientas más tranquila al tener cerca alguien que te ofrezca apoyo continuo.

Asimismo, puedes tener listas diversas opciones que te ayuden a relajarte cuando llegue el gran día, como escuchar música suave o practicar alguna técnica de respiración o relajación.

Y desde luego, lo más importante es contar con un médico de tu confianza y que te haga sentir segura. No temas hacer todas las preguntas que consideres necesarias y pedirle que te explique todos los posibles escenarios que pueden presentarse durante el parto, para que así estés preparada de antemano en caso de tener que tomar decisiones o de cambiar el plan inicial.

Esperamos que con esta información acerca del nacimiento múltiple te ayude a saber qué esperar y a resolver tus dudas acerca del parto de gemelos.

Fotos | iStock

AdSense Baby